Celebrando las Madres con Florenzza

Desde la antigüedad, las civilizaciones egipcias, griegas, romanas y chinas han utilizado las flores como parte de ceremonias religiosas, asociándolas a los dioses, y hasta presentándolas como ofrendas. A mediados del siglo XVIII, los franceses e ingleses visitaron Turquía, donde descubrieron un medio de comunicación que daba significado a distintos tipos de flores. Conocido como floriografía, este lenguaje de flores fue incorporado por los victorianos, quienes no creían en la revelación de emociones, convirtiéndolo en un arte con el cual expresarse. Desde entonces, existen diccionarios victorianos dedicados al significado de cada flor.

En la actualidad las flores no se usan como un lenguaje, pero si se usan para expresar sentimientos. En San Valentín se regalan flores para expresar amor y cuando alguien fallece se envían flores como señal de empatía. También se usan flores para felicitar a aquellos con mérito. Las bailarinas reciben flores una vez cierra el telón, las reinas de belleza reciben flores cuando son coronadas, y las atletas olímpicas reciben flores junto a sus medallas. Es por esto que regalar flores a las madres es parte de esta cultura, pues ¿qué mayor mérito que ser mamá?

Para este día de las madres, la tienda Florenzza cuenta con una gran variedad de flores para todo tipo de mamá. Una de estas es la peonía, una flor muy femenina y de temporada, ya que sólo esta disponible por dos meses al año. La peonía es una flor muy hermosa que parece una rosa gigante. Viene el botón cerrado apretadito y cuando se abre es como una sorpresa espectacular.

Los cymbidiums son orquídeas que se dan en un clima frío y gustan mucho porque, además de ser flores modernas, combinan muy bien con otras flores. Son elegantes, vanguardistas y duraderas – ideales para centros de mesa. Cuando se mezclan con arreglos florales se ven más sofisticados. Son flores de distinción; una exquisitez.

El tulipán es una flor moderna, sencilla y limpia. Cuando se abre en el calor es espectacular, pues muestra su interior. En el país gusta mucho, pues como no se puede cultivar aquí por el clima, es un lujo disfrutar de ella. Es importante mantenerla bien hidratada.

Las gerberas, también conocidas como margaritas africanas, son coloridas e impactantes. Son ideales para madres jóvenes, modernas, prácticas y sencillas, pero con carácter. Se ve bonita sola o combinada con otras flores. Su tallo no lleva hojas porque la flor lo dice todo. En un florero se ve bellísima, aunque sea una sola, y flotando en un bowl se ven hermosas.

Cualquiera de estas flores tiene la capacidad de alegrar a mamá, especialmente en el día de las madres. Ya sean por si solas o como complemento a otro regalo, las flores nunca están de más. Un arreglo floral es un detalle clásico, cuyo encanto nunca desvanece. Para más información, visitar www.florenzza.com.